Sermón expositivo de Hechos 2:38-41, el bautismo (audio)

Por Alejandro Moreno Morrison.

Domingo 21 de septiembre de 2014.

Enlace al archivo de audio: Sermón Hechos 2:38-41 (AMM, Sept. 21, 2014).

Lecturas bíblicas del culto:

  • Antiguo Testamento: Génesis 17:1-27
  • Evangelio: Lucas 3
  • Nuevo Testamento: Hechos 2:36-41

Texto en la portada del orden de culto: Sobre el bautismo.

Texto en la contraportada del orden de culto: Sobre los medios de gracia.

________________

Ver también: Sermón de Rut 1, antecedente AT de invocar el nombre del Señor (audio)Sermón expositivo de Génesis 4:26, antecedente AT de invocar el nombre del Señor (audio)Sermón expositivo de Hechos 2:29-40 (audio)Serie de sermones de Hechos 1:1 al 2:41 (audios)Transición pública del antiguo pacto al nuevo pacto en pentecostésSermón: El pacto abrahámico, Génesis 15 (audio)Sobre el pacto abrahámicoPablo sobre la justificación de Abraham en Génesis 15 (Romanos 4)Sobre el “bautismo en Espíritu Santo y fuego”(Lucas 3:16).

________________

Alejandro Moreno Morrison, de nacionalidad mexicana, es un abogado y teólogo reformado.  Fue educado en la Escuela Libre de Derecho (México), el Reformed Theological Seminary Orlando, y la Universidad de Oxford.  En el Reformed Theological Seminary Orlando fue asistente del Rev. Dr. Richard L. Pratt, y del Rev. Dr. Ronald H. Nash.  Ha ministrado como maestro de doctrina cristiana y Biblia y como predicador en diversas iglesias y misiones de denominaciones como la Iglesia Presbiteriana Reformada de México, la Iglesia Nacional Presbiteriana de México, la Iglesia Nacional Presbiteriana Conservadora de México, la Presbyterian Church of America, la Presbyterian Church of Ireland, y la Reformed Presbyterian Church North America Synod.  Con esta última estuvo a cargo de una misión durante 2014.  También ha sido profesor invitado de Teología Sistemática, Ética, Evangelismo, y Apologética en el Seminario Teológico Reformado de la Iglesia Presbiteriana Reformada de México, y de Sistemas Políticos Contemporáneos en la Facultad de Derecho de la UNAM (México).  Desde 2010 es profesor adjunto de Filosofía del Derecho en la Escuela Libre de Derecho.

Anuncios

Serie de sermones de Hechos 1:1 al 2:41 (audios)

Por Alejandro Moreno Morrison.

Enlaces a los archivos de audio de los sermones predicados entre el domingo 2 de marzo, y el domingo 21 de septiembre de 2014, en lo que fue la Misión Presbiteriana Reformada de la Ciudad de México.  La mayoría de los sermones son expositivos de las distintas porciones del libro de los Hechos.  En algunos casos la serie incluyó “paréntesis” doctrinales para predicar temáticamente sobre alguna doctrina importante para entender la porción de Hechos en proceso de exposición, o para predicar expositivamente sobre algunos de los pasajes del Antiguo Testamento que sirven de trasfondo al libro de los Hechos.  La serie se interrumpió al cancelarse dicha obra misionera.

1. Marzo 2: Sermón expositivo de Hechos 1:1-3 (audio)

2. Marzo 9: Sermón expositivo de Hechos 1:4-5 (audio)

3. Marzo 16: Sermón expositivo de Hechos 1:6-7 (audio)

4. Marzo 23: Sermón expositivo de Hechos 1:8 (audio)

5. Marzo 30: Sermón expositivo de Hechos 1:9-11 (audio)

6. Abril 6: Sermón expositivo de Hechos 1:12-26 (audio)

7. Abril 20: Sermón temático: El antiguo pacto y el nuevo pacto

8. Abril 27: Sermón expositivo de Hechos 2:1-4 (audio)

9. Mayo 11: Sermón: El pacto de obras o de creación de Génesis 2:4-3:24 (audio)

10. Mayo 18: Sermón: El pacto con Noé, Génesis 9 (audio)

11. Mayo 25: Sermón: El pacto abrahámico, Génesis 15 (audio)

12. Junio 15: Sermón: El pacto davídico (Salmo 72) [No se grabó, pero ver texto La extensión del territorio del reino del Mesías (Salmo 72:8-11)]

13. Junio 22: Sermón: Lenguas extrañas como señal del juicio de Dios, antecedente antiguo-testamentario del pentecostés (audio)

15. Junio 29: Sermón expositivo de Hechos 2:5-13 [No se grabó.]

16. Agosto 3: Sermón expositivo de Ezequiel 47:1-12, antecedentes AT del Pentecostés (audio)

17. Agosto 10: Sermón expositivo de Joel 2 y Hechos 2:14-21 (audio)

18. Agosto 17: Sermón expositivo de Hechos 2:22-37 (audio)

19. Agosto 24: Sermón expositivo de Hechos 2:29-40 (audio)

20. Septiembre 7: Sermón expositivo de Génesis 4:26, antecedente AT de invocar el nombre del Señor (audio)

21. Septiembre 14: Sermón de Rut 1, antecedente AT de invocar el nombre del Señor (audio)

22. Septiembre 21: Sermón expositivo de Hechos 2:38-41, el bautismo (audio)

_______________

Alejandro Moreno Morrison, de nacionalidad mexicana, es un abogado y teólogo reformado. Fue educado en la Escuela Libre de Derecho (México), el Reformed Theological Seminary Orlando, y la Universidad de Oxford.  En el Reformed Theological Seminary Orlando fue asistente del Rev. Dr. Richard L. Pratt, y del Rev. Dr. Ronald H. Nash.  Ha ministrado como maestro de doctrina cristiana y Biblia y como predicador en diversas iglesias y misiones de denominaciones como la Iglesia Presbiteriana Reformada de México, la Iglesia Nacional Presbiteriana de México, la Iglesia Nacional Presbiteriana Conservadora de México, la Presbyterian Church in America, la Presbyterian Church of Ireland, y la Reformed Presbyterian Church North America Synod.  Con esta última estuvo a cargo de una misión durante 2014.  También ha sido profesor invitado de Teología Sistemática, Ética, Evangelismo, y Apologética en el Seminario Teológico Reformado de la Iglesia Presbiteriana Reformada de México, y de Sistemas Políticos Contemporáneos en la Facultad de Derecho de la UNAM (México).  Desde 2010 es profesor adjunto de Argumentación Jurídica y Filosofía del Derecho en la Escuela Libre de Derecho.

Sobre el “bautismo en Espíritu Santo y fuego” (Lucas 3:16)

Por Sinclair B. Ferguson.

Fragmento tomado del libro The Holy Spirit (Downers Grove: IVP, 1997), pp. 60-61.

El bautismo que Jesús recibió en el Jordán y el bautismo que él inicia en Pentecostés son diferentes en época pero están íntimamente relacionados.  Juan anunció que el bautismo de Jesús sería con Espíritu y con fuego, trayendo la era mesiánica por medio de una destrucción cataclísmica.

Jesús entendió que, al otorgar el Espíritu sobre Su pueblo e inaugurar la nueva era, Él mismo experimentaría la realidad que su bautismo en el Jordán intimaba, es decir, un bautismo con fuego.  Toda Su vida emocional estaba preparada a ese evento, como sus propias palabras lo testifican.  ‘Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera encendido! Pero de un bautismo tengo que ser bautizado, y ¡cómo me angustio hasta que se cumpla! (Luc. 12:49-50).  Lo que Juan el Bautista no podía entender claramente era que el ‘fuego’ del cual habló caería sobre el Mesías mismo, en el juicio-abandono de la cruz.  De hecho, más adelante, Juan expresó sus dudas acerca del significado del ministerio de Jesús aparentemente porque le faltaba ‘fuego’ (Luc. 7:18-23).

Entonces las investigaciones de Lucas no estaban incompletas cuando, en su registro de las palabras de Jesús a los discípulos después de la resurrección acerca de ser bautizados con el Espíritu Santo, no hace mención del fuego.  Sus flamas habían sido agotadas en Cristo.  Parte del simbolismo de las ´lenguas de fuego’ que los discípulos vieron el Día de Pentecostés (Hch. 2:3) probablemente está en la alusión de que éste es un bautismo de poder de gracia en lugar de un bautismo de poder destructivo en virtud del juicio que Cristo sobrellevó vicariamente en Su pasión.

_________________

Semón alusivo: Sermón expositivo de Hechos 1:4-5 (audio)

[Ver también:Contexto bíblico (intertextual) de las lenguas extrañasEl ministerio del Espíritu Santo en el Evangelio de JuanElección del sustituto de Judas (Hechos 1:12-26)Elección del reemplazo de Judas (Hechos 1:15-26)El derramamiento del Espíritu Santo (Pentecostés)Arrepentimiento en respuesta al sermón de PentecostésSobre el bautismo; Sobre los medios de graciaEste mundo está lleno del poder redentor de DiosEl reino del Mesías y Su IglesiaLa proclamación del reino en los evangelios sinópticos (incluyendo el significado de las parábolas del reino en Mateo 13 y Marcos 4)Vistámonos con la armadura de luz (Romanos 13:12)Vestíos del Señor Jesucristo (Romanos 13:14)Sermón expositivo de Hechos 1:1-3 (audio).]

__________________

Traducción: Alejandro Moreno Morrison.

El Rev. Dr. Sinclair B. Ferguson, de nacionalidad escocesa, es un pastor y teólogo reformado.  Es doctor en teología por la Universidad de Aberdeen.  Ha sido profesor de teología sistemática en Westminster Theological Seminary (Philadelphia), Reformed Theological Seminary, Orlando, y Redeemer Seminary (Dallas).  Ha sido editor de The Banner of Truth, y es autor de numerosos libros cristianos.  También ha sido pastor de varias iglesias presbiterianas en Escocia y Estados Unidos de América.

Sobre los medios que Dios usa para impartir Su gracia

Por R. B. Kuiper.

Tomado de El cuerpo glorioso de Cristo. La santa Iglesia (Grand Rapids: Sucomisión de Literatura Cristiana, 1980), pp. 188, 189-190.

La Iglesia de Roma está en un error cuando enseña que la iglesia confiere gracia salvadora a los hombres.  Sólo Dios puede hacer tal cosa.  Dios salva, no la iglesia.  Pero es cierto que Dios ha honrado a su iglesia al confiarle los medios por los cuales Dios acostumbra impartir esta gracia salvadora a los hombres.  Uno de estos medios es la Palabra de Dios.  Por medio de su Palabra Dios da fe a aquellos que no la tienen y fortalece la fe de aquellos que ya la tienen.  Los sacramentos son otro medio de gracia por el cual Dios fortalece la fe de su pueblo.

Entiéndase que los sacramentos no añaden nada a la Palabra de Dios.  No hay nada en los sacramentos que no esté en la Palabra de Dios.  Cuando la iglesia administra los sacramentos proclama en forma visible el mismo evangelio que proclama audiblemente por medio de la predicación.  Por la predicación de la Palabra se presenta el evangelio por las puertas del oído; por la administración de los sacramentos se presenta el mismo evangelio por las puertas de la vista.  Eso no quiere decir que los sacramentos carezcan de dignidad. Al contrario, significa que comparten la alta dignidad de la Palabra de Dios.

Los sacramentos son medios de gracia.  Es decir, que son medios por los cuales Dios el Espíritu Santo usualmente imparte su gracia a los creyentes.  Es importante mantener que no son más que eso—medios de gracia; es asimismo importante sostener que no son menos que eso.

___________________

Ver también: La Cena del SeñorSobre el bautismoSobre la liturgia ginebrina de Juan Calvino para la celebración de la Cena del SeñorLa espiritualidad de la verdadera adoración en el Nuevo TestamentoOrigen tardío de la doctrina de la transubstanciación, y temprana oposición a la mismaLa enseñanza bíblica sobre la adoración pública del Dios verdadero (video-conferencia)Sermón temático: Sola gracia (audio)Sermón expositivo de Hechos 2:38-41, el bautismo (audio).

___________________

Traducción: Alejandro Moreno Morrison.

Reink Bouke Kuiper, de nacionalidad estadounidense aunque nacido en Holanda, fue educado en la Universidad de Chicago, la Universidad de Indiana, Calvin Theological Seminary, y Princeton Theological Seminary.  Fue uno de los profesores fundadores de Westminster Theological Seminary (1929-1930) como profesor de Teología Sistemática.  En 1930 aceptó la presidencia de Calvin Theological Seminary, volviendo en 1933 a Westminster como profesor de Teología Práctica.  Tras retirarse de Westminster volvió a servir como presidente de Calvin College.  Otro de sus libros publicados en español es Evangelismo Cristo-céntrico.    

Sobre el bautismo.

Por Herman Bavinck.

Tomado de Reformed Dogmatics.  Abridged in One Volume (Grand Rapids: Baker,2011), pp. 662-664.

En el Nuevo Testamento [NT], el bautismo tiene su cimiento en la circuncisión del Antiguo Testamento (Gen. 17:10ff.)… en el Antiguo Testamento [la circuncisión] era una señal y sello sacramentales del perdón de pecados y la santificación en el pacto de gracia, cuya promesa única y comprehensiva es: “para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti” (Gen 17:7)…  [La circuncisión] sella los dos beneficios del pacto—el de la justicia de la fe (Rom. 4:11) y el de la circuncisión del corazón (Deu. 10:16; 30:6; Jer. 4:4; Rom. 2:28-29; Col. 2:11); es decir, de la justicia o el perdón de pecados, y de la regeneración o santificación.  La circuncisión externa sin la circuncisión del corazón no tiene valor (Hch. 7:51; Rom. 2:28-29; 3:21, 30; 1ª Cor. 7:19); como un sello de la justicia de la fe, presupone fe.

Por esa razón Dios, por medio de Juan [el Bautista], instituyó el bautismo por agua aun antes de que Jesús comenzara su ministerio público.  Este bautismo… no era algo absolutamente nuevo.  Toda la antigüedad atribuyó un significado religioso-simbólico al agua… aun en Israel a los prosélitos les requerían ser bautizados y presentar un sacrificio así como ser circuncidados para ser admitidos en la comunidad de creyentes.  No obstante, el bautismo sólo se convierte en sacramento, una señal y sello de la gracia, como resultado de haber sido instituido por Dios.  El NT enseña expresamente que “vino palabra de Dios a Juan” para que bautizara (Luc. 3:2-3), que Dios lo envió para este propósito (Jua. 1:33), que su bautismo no era “de los hombres” sino “del cielo” (Mat. 21:25), y que los publicanos que se habían bautizado “justificaron a Dios,” en tanto que los fariseos y escribas, habiéndose rehusado a ser bautizados por Juan, “desecharon los designios de Dios respecto de sí mismos” (Luc. 7:29-30)…  La institución que Dios hace del bautismo… ocurre ya en el ministerio de Juan, pero Jesús, tras recibirlo él mismo, lo adoptó de [Juan] y lo administró a sus discípulos (Jua. 3:22; 4:1-2).  En Mateo 28:19 Jesús no instituye otro bautismo o un nuevo bautismo pero lo extiende para incluir a todas las naciones…  El nombre aquí indica que la persona bautizada es puesta en una relación con el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.

_________________

Sermón alusivo: Sermón expositivo de Hechos 2:38-41, el bautismo (audio).

_________________

Traducción: Alejandro Moreno Morrison

Herman Bavinck (1854-1921), de nacionalidad holandesa, fue uno de los más grandes teólogos reformados del siglo XX.  Fue sucesor de Abraham Kuyper en la cátedra de Teología Sistemática de la Universidad Libre de Amsterdam desde 1902.

El mensaje del sermón de Pedro en Pentecostés: Arrepentíos

Por David G. Peterson.

Fragmento tomado de The Acts of the Apostles, The Pillar New Testament Commentary (Grand Rapids: Eerdmans, 2009), pp. 153-154.

‘El discurso de Pentecostés es parte de una escena de reconocimiento en la que, a la manera de una tragedia, personas que han actuado ciegamente en contra de sus propios intereses de repente reconocen su error.’  El discurso está de hecho diseñado para producir la respuesta aquí indicada [Hch. 2:37].  Cuando la gente descubrió cuán testaruda y necia había sido (v. 36), fueron compungidos de corazón, es decir, que fueron golpeados en sus consciencias o que estaban llenos de dolor…

El llamamiento de Pedro, ‘arrepentíos’ (metanoesate) hace eco de la predicación de Juan el Bautista (Luc. 3:3, 8; cf. Mt. 3:2) y de Jesús (Luc. 5:32; cf. Mt.4:17), quienes vincularon el arrepentimiento con la proclamación de que ‘el reino de los cielos se ha acercado’.  Pero el arrepentimiento en el Libro de los Hechos es normalmente demandado sobre la base específica de lo que es proclamado acerca de Cristo Jesús (e.g., 2:26-36; 3:17-21; 17:30-31; 20:21; 26:20; cf. 8:22).  Tantas cosas prometidas en conexión con el gobierno escatológico de Dios han sido cumplidas por medio de él, y él es el único salvador del juicio venidero.  La muerte, resurrección, y ascensión de Jesús traen la realización de las expectativas del AT del reino para Israel y las naciones.  El arrepentimiento involucra un “cambio de mente” acerca de Jesús y su papel en los propósitos del Reino de Dios, como lo sugiere la terminología griega.  Pero metanoein en la LXX [Septguaginta] casi siempre traduce el hebreo niham…, que significa ‘lamentar’ algo.  Más aún, el AT muestra regularmente que el genuino dolor por el pecado involucra una alteración de actitud hacia Dios que produce una ‘conversión’ o reorientación de la vida.  El uso del NT de la terminología debe ser interpretado dentro de este marco bíblico-teológico.  En Hechos 2:38, el arrepentimiento significa una reorientación radical de vida con respecto a Jesús, expresando dolor por haber rechazado a aquél acreditado por Dios como Señor y Cristo (cf. 2:22-36).  El arrepentimiento es una responsabilidad humana — algo que se nos ordena hacer.  Pero también es el regalo de Dios — el arrepentimiento es posible solamente por la habilitación de Dios (cf. 3:26; 5:31; 11:18).

El mandamiento ‘bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo’ expresa el lado positivo del arrepentimiento, involucrando el invocarlo para salvación y la lealtad a él como Señor y Mesías.

_________________

Sermón alusivo: Sermón expositivo de Hechos 2:29-40 (audio)

Ver también: Serie de sermones de Hechos 1:1 al 2:41 (audios)Contexto bíblico (intertextual) de las lenguas extrañasExaltación y entronización del Señor JesucristoEl valle de los huesos secos (Ezequiel 37:1-14)Elección del sustituto de Judas (Hechos 1:12-26)Elección del reemplazo de Judas (Hechos 1:15-26)El derramamiento del Espíritu Santo (Pentecostés)La extensión del territorio del reino del Mesías (Salmo 72:8-11)El comienzo de los postreros días en PentecostésSobre el bautismoSobre los medios de graciaEl reino del Mesías y Su IglesiaLa correcta interpretación de Romanos 10:9-10La proclamación del reino en los evangelios sinópticos (incluyendo el significado de las parábolas del reino en Mateo 13 y Marcos 4)Invocar el nombre de Jehová (Génesis 4:26)Ganancias y pérdidas (Filipenses 3:7-9)Amplicación en el Nuevo Testamento de la noción judía del Reino de Dios y de Jerusalén como su sedeJerusalén: Lugar del fin de la antigua eraLa profecía de las setenta “semanas” (Daniel 9:20-27).

________________

Traducción: Alejandro Moreno Morrison.

David G. Peterson es senior research fellow en Nuevo Testamento en Moore Theological College (Sydney, Australia).

“…y para vuestros hijos”

Por Alejandro Moreno Morrison.

Los hijos sean criados por los padres en el temor del Señor; y provean los padres para sus hijos…

Segunda confesión helvética, XXIX.

Es un deber natural de todos los padres, cristianos y no cristianos, proveer para las necesidades de sus hijos menores.  Esto requiere de los padres pensar a largo plazo, a futuro, de manera que lo que proveen para sus hijos en su infancia redunde en su bienestar cuando los padres ya no estén o no puedan cuidar de ellos.  Para ello, los padres invierten tiempo, esfuerzo y recursos de todo tipo planeando y proveyendo para sus hijos, a fin de darles las mejores posibilidades a su alcance de cuidado, crecimiento y desarrollo.

Los padres cristianos tienen además la obligación pactual, delante de Dios, de proveer para el bienestar espiritual, presente y futuro, de sus hijos.  Al recordarle Moisés al pueblo de Dios la ley del pacto, les recuerda también que dicho pacto y dicha ley son,

para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida… (Deuteronomio 6:2).

En el mismo espíritu, el libro de Proverbios exhorta a los fieles:

Instruye al niño en el buen camino, y aun cuando envejezca no se apartará de él (Proverbios 22:6).

Dicha obligación pactual se deriva de lo que se denomina el principio de la “sucesión dinástica” de los pactos bíblicos.  Este principio lo vemos reflejado, por ejemplo, cuando la Escritura celebra que la misericordia de Jehová es “de generación en generación”.  Al hacer su pacto benevolente de bendición y redención con Abraham, el Señor le prometió que dichas bendiciones serían para él y para su descendencia (Génesis 17:2-8).  Por eso el apóstol Pablo nos recuerda que la promesa es firme para toda la descendencia de Abraham, y que Abraham es “padre de todos nosotros” (Romanos 4:16), “los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús, nuestro Señor” (Romanos 4:24); “los que son de fe, éstos son hijos de Abraham” (Gálatas 3:7).  Así que, siendo incorporados a la simiente de Abraham, no sólo el creyente en Cristo sino también sus hijos entran en dicha relación pactual.  Es por eso que al responder a quienes convencidos de sus pecados se preguntaron “¿Qué haremos?”, el apóstol Pedro los exhortó a arrepentirse y a ser bautizados (es decir, recibir la señal de pacto): “Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos…” (Hechos 2:39).  Por eso bautizamos a los hijos infantes de los creyentes en Cristo como “hijos del pacto,” ¡porque la promesa de redención también es para ellos!

Asimismo, el principio de la “sucesión dinástica” entraña la obligación de los padres cristianos de instruir a sus hijos para amar a Dios y serle fieles (ver Génesis 17:9).  De manera que, así como la promesa se extiende a la descendencia del cristiano, también existe una obligación de los padres cristianos ante Dios de proveer en el presente para el bienestar espiritual presente y futuro de sus hijos, a fin de que a su tiempo ellos puedan poner conscientemente su fe en el Señor Jesucristo como su salvador.  Y es obvio que en su misericordia Dios provee los medios espirituales y materiales para que los padres cristianos puedan cumplir con esta obligación.  Así que lo único que Dios pide de nosotros es obediencia, lealtad, y fe, creyendo que Él cumplirá sus promesas proveyendo lo necesario para que cumplamos con nuestra obligación respecto de las generaciones venideras.

Así que, ¿has pensado qué será del bienestar espiritual de tu descendencia?  ¿De que serviría un buen trabajo, buena salud, y aun una buena familia y buenos valores, si ellos se apartaren de Dios, de la verdad de Su Palabra y de la salvación que sólo hay en Él? Entonces, ¿qué estás haciendo hoy para proveer para el bienestar espiritual de tus hijos y tus nietos cuando tú y tus pastores ya no estén en este mundo?  ¿Qué estás haciendo hoy para asegurarte de que quienes serán pastores de tus hijos y tus nietos estén debidamente preparados para los desafíos que enfrentarán las próximas generaciones?

_____________________

Ver también: Sermón expositivo de Génesis 4:26, antecedente AT de invocar el nombre del Señor (audio)La profecía de Noé (Gen. 9:25-27) y su cumplimiento en el Nuevo TestamentoSobre el pecado original (Génesis 3)La perfecta confiabilidad de Dios y de Su PalabraSobre el pacto abrahámicoPablo sobre la justificación de Abraham en Génesis 15 (Romanos 4)Arrepentimiento en respuesta al sermón de PentecostésContraste entre los linajes de Caín (simiente de la serpiente) y de Set (simiente de la mujer)Sobre el bautismo.Sobre los medios de gracia.Invocar el nombre de Jehová (Génesis 4:26)Orígenes jesuitas y pentecostales del dispensacionalismoNulidad de los oficios eclesiásticos no prescritos en la BibliaCitas (románticas) con no cristianosSermón de Rut 1, antecedente AT de invocar el nombre del Señor (audio)Sermón expositivo de Hechos 2:38-41, el bautismo (audio)Sermón: Los jóvenes cristianos y el “liderazgo.” Algunas lecciones del libro de Proverbios (audio).

_____________________

Alejandro Moreno Morrison, de nacionalidad mexicana, es un abogado y teólogo reformado.  Fue educado en la Escuela Libre de Derecho (México), el Reformed Theological Seminary Orlando, y la Universidad de Oxford.  En el Reformed Theological Seminary Orlando fue asistente del Rev. Dr. Richard L. Pratt, y del Rev. Dr. Ronald H. Nash.  Ha ministrado como maestro de doctrina cristiana y Biblia y como predicador en diversas iglesias y misiones de varias denominaciones incluyendo la Iglesia Presbiteriana Reformada de México, la Iglesia Nacional Presbiteriana de México, la Iglesia Nacional Presbiteriana Conservadora de México, la Presbyterian Church of America, la Presbyterian Church of Ireland, y la Reformed Presbyterian Church North America Synod.  Con esta última estuvo a cargo de una misión durante 2014.  También ha sido profesor invitado de Teología Sistemática, Ética, Evangelismo, y Apologética en el Seminario Teológico Reformado de la Iglesia Presbiteriana Reformada de México, y de Sistemas Políticos Contemporáneos en la Facultad de Derecho de la UNAM (México).  Desde 2010 es profesor adjunto de Filosofía del Derecho en la Escuela Libre de Derecho.